• Redacción El Día

Un Museo en el Sirio Libanés

César Toscano es coleccionista desde que recuerda. Empezó con estampillas, billetes y latitas de cerveza, hoy es un apasionado en la materia y poco a poco está dando forma a su museo de antigüedades en el Barrio Sirio Libanés.



¿Qué fue lo primero que juntabas?


Desde muy chico, me gustó coleccionar cualquier cosa, cajitas de cigarrillos, latitas de cerveza, estampillas, monedas y billetes y clasificarlas.

Después a medida que fui creciendo mi fuerte eran los diarios antiguos, de todos los países y las revistas, como las El Gráfico que tengo desde la década del 30 en adelante, ahora estoy en plena gestión para conseguir de 1920.

Tengo de mundiales, campeonatos, momentos especiales de Argentina, en diario de papel de todos los continentes.





“Me contacté con las Embajadas, buscaba en las guías de teléfono, sacaba las direcciones y hacia una carta de presentación, no todos me enviaban, pero algunos sí”


¿Los otros objetos como los conseguís?


En sí siempre estoy atento, los que saben que me dedico a esto como un pasatiempo me avisan de cosas que ven por ahí tiradas o la gente misma se acerca cuando se entera y me traen. Me atrae también mucho el avance tecnológico y lo veo en distintos objetos que tengo acá, las primeras cámaras fotográficas, las máquinas de escribir, por ejemplo.



¿Cómo nace esta idea de exhibir?


Es mucho lo que fui acumulando y con Mónica- (su esposa) charlando pensamos en que sería bueno exhibir, pero hoy no tengo otro lugar asique resigné una parte del negocio (Nocella Muebles, ubicado en calle República de Siria 2238 ), empezamos a acomodar y ahí vamos, aún tengo mucho que no puedo exhibir. La idea es mostrar cada vez más cosas y ver las reacciones sobre todo en los chicos.


“Mi hijo tiene 16 años, el nació en la era de los teléfonos inteligentes, ni siquiera en la etapa de los digitales con botones, entonces me pasa que viene, pregunta y no entiende cómo hacíamos y le explico que mucho de lo antiguo está incluido en un solo dispositivo en el celu que maneja el hoy”.


¿Qué podemos ver hoy en lo que tienes exhibido?


De todo, tengo hasta un mueble de la Unión telefónica antigua que en el pueblo era de Lanzardo, “muchos recordarán que pedíamos hasta turno para llamar a Córdoba, había operadores, en fin, me gusta contarles de donde vienen las cosas a todo aquel que se acerca”.

Aprendo mucho sobre todo cuando viene gente mayor, escucho lo que me cuentan, sus historias, sus recuerdos y vivencias sobre el pueblo. Ellos nombran apellidos y me gusta escucharlos, también cuando me enseñan cómo se usaban ciertos artículos y cuanto costaba hacerlos funcionar.



¿Qué metas te planteás para este año?


A proyección me gustaría dedicarme más tiempo, hoy lo reparto con el negocio, me gusta mucho recibir gente y explicarles por eso hice unos cursos de museología, realmente me apasiona, pero muchas veces no encuentro el momento.

Soy un agradecido a Mónica por su paciencia y a José que trabaja conmigo, también a todos aquellos con quienes nos hemos contactado que se dedican a la actividad, aunque lo mío es amateur y no puedo disponer de grandes inversiones económicas en esto.


¿Está abierto al público?


Por supuesto que sí, está abierto a todos, incluso para la visita de los colegios, podemos brindar una charla informativa, todo en forma desinteresada.


“Es una caricia al alma poder mostrar lo que tengo, si alguien tiene una pieza y le da pena tirarla bienvenido será, acá tengo piezas restauradas que encontré en la calle”.




“Hoy todo pasa muy rápido, es efímero sobre todo lo tecnológico, por eso es bueno atesorar lo que uno tenía, que se sepa de dónde vino, cómo se hizo, sino se perdería, estamos en permanente avance y evolución”


#NoTodoEstaContado

217 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras