• Redacción El Día

“Termino en Centro Social, es mi sueño volver a mi pueblo”

Actualizado: 12 de may de 2019

En una charla con El Día de Higueras, Gastón Bottino recordó historias y vivencias con el fútbol en una trayectoria que merece el reconocimiento del pueblo que lo vio nacer.

#Deportes



Domingo 5 de Mayo, casi las 18 horas de un día histórico para el fútbol de Río Cuarto y el sur de la provincia. Por primera vez en su historia la ciudad va a tener un equipo en la segunda categoría del fútbol nacional.


Estudiantes, el León del Imperio, el Celeste del sur logró llegar a un lugar en el que debió haber estado ya alguna vez. El Imperio del sur se prepara para recibir cada 15 días uno de los eventos deportivos más importantes del país como lo es la B Nacional.


En ese plantel hay alguien que ya sabía de ello; que puede contarle a sus compañeros lo que es enfrentar a Belgrano, visitar a Instituto en Alta Córdoba, sentir la inmensidad del conurbano bonaerense en la tribuna de clubes como Tigre o Temperley; ese jugador es higuerense y no solo fue parte del plantel del ascenso sino que lo hizo por segunda vez.


Gastón Ezequiel Bottino a sus 32 años logró su cuarto ascenso en su carrera y aunque tiene algunos descensos ahora: son los menos.



De izquierda a derecha: Julio Angelo, Gastón Bottino, Sergio Fos, Nico Lo Giudice, Javier Pérez, el Profe Claudio Anguillante, Juan Pereyra, Milton Girardi, Ezequiel Romanicio, Mauro Suárez y Nico Rocha.


Surgido de la cantera de Centro Social pudo hacerse importante en casi todos los equipos en los que jugó y todo fruto de su protagonismo en momentos importantes como aquellos 3 goles en Misiones frente a Crucero del Norte en la final de 2009 y en lo que significó el ascenso de Estudiantes de Rio Cuarto al Torneo Argentino A, luego de las atajadas de José Mancinelli en los penales.


Como olvidar ese “tres dedos” en el Monumental ante la incrédula mirada de Ponzio, Cavenaghi, Trezeguet, el técnico de River Matias Almeyda y que hizo delirar de alegría a los patagónicos de Brown de Puerto Madryn que lo adoptaron como a un hijo más e incluso en su segunda vuelta al club lo eligieron como capitán. Y qué decir del “Bottinazo” en el estadio Kempes, por Copa Argentina, en el clásico Talleres – Belgrano; cuando “El Pirata” disfrutaba de su mejor momento en la Primera División pero “La T”, que andaba por el Federal B, lo eliminó con ese gol del higuerense.


Esta carrera por el fútbol que además lo llevó a la categoría máxima del fútbol argentino para jugar con Quilmes; lo dirigió el mediático Caruso Lombardi en el fútbol metropolitano; conoció los estadios más importantes del país: entre ellos la Bombonera y los ya mencionados Kempes y Monumental; jugó con Cristian Pavón, "Bebelo" Reynoso, “Chapu” Braña y “Chirola” Romero entre otros.

Gastón Bottino estuvo con El Día de Higueras en una charla sobre sus historias y vivencias con el fútbol en una trayectoria que merece el reconocimiento del pueblo que lo vio nacer. Así como todo vecino que cruza por la Plaza San Martín en una tarde cualquiera y al verlo le levanta la mano para saludarlo o como cuenta en la anécdota que se acercó a Cavenaghi en modo cholulo a pedirle una selfie cuando Pachuca de México visitó a Talleres en Córdoba y le negó la foto al decirle: “con vos no me saco foto, vos nos vacunaste en el Monumental” para luego reírse ante la mirada atónita de Gastón.


Describinos la sensación de felicidad que tenés ya pasado unos días de que el ascenso con Estudiantes es un hecho


Es una alegría enorme volver al club después de tantos años y conseguir el objetivo que nos habíamos propuesto; estamos muy contentos, era nuestro sueño. Se dio el salto y es importante no solo para club sino para el fútbol de Ro Cuarto que tendrá un equipo en la segunda categoría a nivel nacional.


¿Cuál es la diferencia, más allá de los niveles de categoría, entre aquel ascenso de 2009 y este?


Me encontré con un plantel rico en jugadores; yo con unos años más de experiencia, uno trata de aportar lo suyo desde lo que le toca. No jugué los minutos que tenía pensado jugar, pero siempre puse al grupo y al equipo como bandera; trate siempre de sumar así que contento con lo que he hecho hasta acá y cómo se dio la vuelta a Estudiantes.


¿Tuviste un rol más de jugador de experiencia?


Tengo algunos compañeros más grandes; soy parte de los jugadores con más experiencia. Me encontré con un grupo formado con chicos de años que estaban y aporté desde mi lugar. Me han tocado planteles donde me he tenido que hacer cargo de muchas cosas; ahora en esta instancia el grupo venia armado con cosas claras. Me acomodé bien, hay jugadores con experiencia y otros jóvenes que recién arrancan. Ese combo nos llevó a conseguir esto.

Se veía que el objetivo estaba clarísimo, era como que realmente se iba a dar. Es por ahí la propuesta del presidente y lo que me sedujo a volver al club. Se hizo un gran torneo el año pasado y quedó en la puerta. Entonces pusimos la presión y el objetivo de ascender.


Miramos para atrás


¿Cómo empezaste tu carrera?


Empecé en las Infantiles del Social; categoría ’86 (foto) luego hasta los 17 años. Debuté en primera a los 16 o 17 años. Después estuve en un grupo bárbaro con mi hermano más grande, con jugadores de mucha experiencia como Ariel Véliz y mi tío Rubén Raillón el técnico; la mayoría era del pueblo y los de afuera se acomodaron bárbaro. Perdimos dos finales con Alberdi y con Renato Cesarini la reválida. En diciembre de 2003 o 2004 termina el torneo y me voy a Talleres.





¿Cómo llegás a Talleres?


Había ido varias veces a probarme. Me llevaron mediante un programa en el que me eligieron mejor jugador de la Primera B. Teníamos un contacto con Marcelo Vaschetto y el me llevó a probarme; estuve una semana y me quedé.


¿En qué posición jugabas en esa época? porque en toda la carrera pasaste por todos lados

Siempre por derecha, también jugué de delantero ahí; luego fui variando puestos. Cuando fui a General Paz Juniors con Marcelo Vázquez de técnico (el actual de Estudiantes) me hacía jugar de carrilero por izquierda después me cambio a la derecha y alterne con el paso del tiempo: de doble 5, delantero, lateral derecho, volante izquierda, me acomodé a lo que necesitaba el equipo y consideraba el técnico.


¿Qué pasó en Talleres, fuiste a préstamo a Marcos Juárez?


Hubo un lapso que estuve a punto de volverme y quedarme en mi casa porque pasó algo atípico en Talleres: con el cambio de gerenciamiento me dejaron colgado, me mandaron a préstamo a la Liga de Bell Ville, en Argentinos de Marcos Juárez. Ahí le dije a mi papá- que me seguía a todos lados- con 20 años- que no quería seguir, que me iba a un lugar que no conocía a nadie, el me insistió tanto que me quedé y me fue bien volví a Talleres.


¿Quedaste libre y volviste a Centro Social?


Volví a Higueras pero no llegué a jugar, el campeonato ya había arrancado. Me llama Estudiantes, estuve a prueba y quedé. Estuve dos temporadas que fue cuando ascendimos; jugué el Torneo Argentino A, con la dirección de Hugo Mattea.




¿De ahí a Puerto Madryn?


Me voy a Guillermo Brown de Puerto Madryn con Cacho Sialle, el técnico que siempre me llama; compartí varios clubes con él, estuve dos temporadas con el en el Argentino A y ascendimos al Nacional B. En la misma temporada desciende River y coincidimos ambos en esa temporada.




Qué momento el famoso Gol en el Monumental a River


A River le hice uno de penal en Madryn y otro en el Monumental, es así como se veía en la foto: todo oscuro parecía que no había nadie, tremendo, espectacular. El gol fue especial porque soy hincha de River y enfrentar al club era especial por su historia. Mi primera vez tan profesional en el fútbol y además ese Nacional B fue increíble porque además de River estaba Quilmes, Central, el Instituto de Paulo Dybala, fue como una vidriera que me sirvió de mucho.


¿Volvés a Talleres luego de que 3 años, antes te dejan libre?


En Talleres me habían hecho el primer contrato de AFA con 21 años y en el segundo año me dejaron libre. Con Brown descendemos del Nacional B; Sialle se había ido, dirigió solo 5 fechas y se va a Talleres y me lleva con él. Talleres hacia 4 años que estaba en el Argentino A y estaba lleno de jugadores.


Y ahí vino el famoso Bottinazo


Ese gol fue otro momento; a partir de ese gol cambio totalmente todo lo que estaba viviendo en el club, con la gente, camino por Córdoba y me conocen. Hasta el día de hoy la gente el 13 de Marzo me saluda, me llaman las radios de Córdoba para charlar.




¿Hay una Filial Gastón Bottino?


Tenían una filial del lugar y les regale el botín con el que hice el gol a un hincha. La filial está en Colonia San Bartolomé cerca de San Francisco y le pusieron mi nombre; he ido a visitarlos, tengo contacto con el presidente, me saludó para el ascenso ahora.


Tuviste de Técnico a Ricardo Caruso Lombardi y ¿Cómo es el fútbol metropolitano respecto al del interior?


Me fui a Tristán Suarez con Caruso Lombardi, me ganó por cansancio, un personaje; es tal cual lo que se ve en la tele: un motivador. La diferencia de jugar en el interior al conurbano es con respecto a los viajes; jugaba y a la hora estaba tomando mate en casa. Deportivamente es un campeonato durísimo no se juega mucho, en la B Metropolitana perdimos la final con Gálvez. La gente en Tristán es algo más fanática y nos acompañó mucho en la última parte, estaba Caruso y se generó mucho.


Vuelta a la Patagonia


Después de Tristán vuelvo a Madryn un año más en el Nacional B y me fue bárbaro, me toco ser capitán, con la experiencia, la voz de mando y ese año me llevó a jugar en primera con Quilmes.


¿Cómo fue esa experiencia de Primera División?


Me lleva Alfredo Grelak, me tenía visto y se hizo el contacto. La experiencia en primera fue nueva, me toca en un club que la estaba pasando mal. Me sirvió por la clase de jugadores que había, compartí plantel con Rodrigo Braña, el Chirola Romero, tuve a Silvio Dulcich y a Adrián Callelo de compañeros.


También conocí la bombonera, el monumental ya lo conocía, es una experiencia quizás que no me imaginaba porque el club la pasaba mal. Para un jugador como yo, fue una gran experiencia no me puedo quejar y me sirvió todo siempre para sumar.


Antes de volver esta última vez a Estudiantes pasás por Santiago del Estero


Después de Quilmes me vuelve a llamar Sialle para jugar en Mitre de Santiago del Estero fui y luego volví a Estudiantes.


Tenés una gran carrera ¿estás orgulloso?


Uno siempre aspira a lo máximo, me hubiera gustado jugar en el exterior, pero quizás yo tampoco me di la opción porque quería jugar en primera del fútbol argentino entonces no insistí; me hubiera gustado, pero estoy orgulloso de lo que he conseguido.


Te escuché en una entrevista que disfrutás las cosas de otro modo ¿en qué te detenés?


Me pasó este año que fue de mucho cambio a nivel personal; empecé a tomar las cosas de otro modo, a disfrutar de la vida y de los momentos. Hoy con las redes sociales la gente te hace recordar muchas cosas y he tenido la suerte de ascender con otros clubes y a uno lo recuerdan mediante esas fotos. Disfruto estar con mi gente en mi pueblo, tiene un sabor diferente, te llena el alma y me siento un privilegiado y disfrutarlo de la manera que lo hago.


¿Seguís noticias de Higueras, la campaña de Centro Social?


Vuelvo todos los días, no he ido este año a la cancha pero tengo amigos que están siempre contando. Tengo un grupo con la ‘86 del pueblo, con Nico Rocha, Marcos Calero, Franco Llorente, Mauro Suárez, Javier Oprandi, son todos chicos compañeros de mi categoría y a veces nos juntamos a comer. El Social el año pasado estuvo cerca y sé que ahora la primera y tercera están punteras. Por lo que se dice tiene un buen equipo a mi siempre me encantó y me encanta como juega el Tocho Arconstanzo, le pega increíble a la pelota.


¿Dónde te gustaría terminar tu carrera?


Me gustaría retirarme en el Social, seguro; es lo que tengo en mente. Tengo 32 años, no sé cuánto más tengo de carrera. Cuando el cuerpo diga que ya fue. Tengo un gran profe y me siento muy bien y tengo a Pablo Yung en Higueras con el que entreno en vacaciones. Me siento pleno y bien con ganas de seguir en esto; es una pasión que por ahí creo que será difícil de soltar y cuando no esté a la altura seguro tomaré la decisión.

Pero seguro termino en Centro Social, es mi sueño volver a mi pueblo y retirarme donde nací, le debo mucho a mi club y a mi pueblo, seguramente cumpliré con eso.





Humilde y generoso, este joven deportista de Las Higueras, dedicó su tiempo a una charla en la que no faltó nada, inclusive regalándonos su camiseta de entrenamiento para sortear en El Dia de Higueras Radio. GRACIAS.


#ElDiadeHigueras

#NoTodoEstaContado

268 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras