• Redacción El Dia

Publicar la identidad de una persona infectada es delito

#Coronavirus #Covid19

Sobre todo en ciudades y localidades pequeñas, está ocurriendo que las personas de la comunidad recriminan a los COE, a las autoridades y a los medios de comunicación la no publicación o facilitación de la identidad de personas con coronavirus positivo sin saber que está penado por la Ley. Los nombres de los pacientes de Covid-19 son datos personales y deben protegerse.


El principio de proporcionalidad define si el nombre de una persona contagiada con coronavirus es requerido públicamente y no sea considerado una vulneración a su privacidad, lo que podría afectar no sólo a la persona contagiada con el nuevo virus sino a su familia y a sus círculos sociales más cercanos.


Campaña de Gobierno de Perú

En todo el mundo, han sido muchas las personas que han hecho público el haberse contagiado con coronavirus, pero también ha habido casos en los que se han divulgado datos de personas contagiadas que los hacen identificables sin su consentimiento.


¿Qué valor aporta publicar la identidad de un contagiado?


A excepción de un funcionario público de interés comunitario, si no hay un beneficio sustancial y concreto de hacer público el que una persona esté contagiada de coronavirus, no se fundamenta porque son datos privados, sensibles y deben protegerse.


¿Cómo me entero si soy un contacto estrecho?


Una vez que se confirma el caso por el Laboratorio Central de la Provincia de Córdoba, se realiza el accionar de los "rastreadores" que es un equipo que se dedica a la detección, seguimiento y evaluación de cada contacto de positivo y testean hasta 30 personas por cada caso positivo de la identificación de los contactos estrechos según explicó a La Voz, la secretaria de Prevención de la Salud de la Provincia, Gabriela Barbás.

En principio, la comunicación cercana de los ambientes frecuentes de la persona: familia, vecinos, trabajo será el que marque el primer ámbito del testeo ya que en Córdoba se lo realizan a todos los contactos, tengan síntomas o no, y el aislamiento obligatorio del caso positivo y de todos sus contactos por 14 días. Es decir, si usted tiene un caso cercano positivo debería enterarse por la comunicación dentro del ámbito común donde puede haber tenido contacto y sino debería ser contactado por el Equipo Epidemiológico del Ministerio de Salud. Bajo ninguna razón debe publicarse la identidad de la persona infectada.


Por lo tanto:


  • Dar a conocer el nombre y apellido de los pacientes es un delito. Esto sólo puede ser revelado con el consentimiento explícito de la persona afectada.

  • La identidad de las personas que padecen coronavirus no puede ser revelada, excepto se cuente con el consentimiento explícito del paciente dado que de lo contrario se incurre en un delito grave.

Así lo disponen las leyes vigentes en la Argentina. Y resto fue analizado y precisado por la Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP). https://www.argentina.gob.ar/aaip


En medio de los temores y la incertidumbre que genera el avance de la pandémia, muchos lectores recriminan a los medios de comunicación que identifiquen a los infectados como posibilidad de reaseguro para evitar un acercamiento a esas personas. Eso no solo no es posible sino que también es ilegal.

La AAIP comunicó que el tratamiento de información referida a la salud es una actividad que debe llevarse adelante con especial cuidado, respetando la privacidad de las personas, de acuerdo a la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales.



En este sentido, la Agencia remarcó algunos de los principios fundamentales de la regulación vigente, en particular referidos a datos personales de salud:


• Los datos de salud son una categoría de datos sensibles y en consecuencia merecen una protección más rigurosa (artículos 2 y 7 - Ley 25.326).

• La divulgación del nombre de un paciente que padezca de coronavirus requiere de su consentimiento (artículo 5 - Ley 25.326).

• Los establecimientos sanitarios y los profesionales de la salud pueden procesar y cederse entre sí datos de los pacientes, siempre y cuando cumplan con el secreto profesional (artículo 8 - Ley 25.326).

• La obligación de secreto profesional subsistirá aun después de finalizada la relación con el paciente (artículo 10 - Ley 25.326).

• Para usar la información del paciente con fines incompatibles con su tratamiento médico, se debe requerir su consentimiento pleno, libre e informado (artículo 4, inciso 3 y artículo 5 - Ley 25.326)

• El Ministerio de Salud de la Nación y los ministerios provinciales se encuentran facultados a requerir, recolectar, cederse entre sí o procesar de cualquier otro modo información de salud sin consentimiento de los pacientes, conforme a las competencias explícitas e implícitas que les hayan sido conferidas por ley (artículo 5, inciso 2 b y artículo 11, inciso 3 b - Ley 25.326).


Cualquier persona que considere que su privacidad o sus datos personales están siendo afectados puede realizar una denuncia ante la Agencia.-

Correo electrónico:info@aaip.gob.ar

Asimismo, las instituciones públicas y privadas pueden realizar consultas sobre el alcance de la Ley 25.326 ante la Agencia


Fuente

argentina.gob.ar

LaVoz.com

www.gob.pe



152 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras