• ElDía De Higueras

Mindfulness, una opción para bajar el estrés y la ansiedad

Se celebra este martes, el Día Mundial de la Salud, bajo el lema 'Apoyemos al personal de enfermería y de partería', que por estos días ejerce un papel protagónico durante esta emergencia sanitaria que estamos atravesando.

Y en las rutinas cotidianas, a más de quince días de "cuarentena" resulta necesario incorporar otros hábitos, que nos relajen que nos permitan "desconectar" de alguna manera.

En este marco, una práctica en crecimiento es el mindfulness, hablamos esta vez sobre el tema con la Instructora de Yoga, Blanca Amarilla.


¿Qué es el Mindfulness?


Mindfulness significa atención plena. Podría interpretarse como una forma de meditación.


¿Porqué lo recomiendan?


Desde hace un tiempo a esta parte, y sobre todo en estos últimos días, en que nos toca atravesar momentos difíciles, donde la salud está tan en riesgo, se habla mucho sobre la meditación como una técnica para bajar los niveles de estrés o ansiedad.


En pocas palabras podríamos decir que la meditación nos ayuda a conectarnos profundamente con nosotros mismos, con nuestro Ser Profundo. A generar una sensación de Paz interior, más allá de la circunstancia que estemos atravesando.

Es bueno aclarar que meditar no es una forma de relajación.


¿Cuáles son los métodos que podemos implementar?


Actualmente existe una infinita cantidad de métodos y técnicas de meditación. Son distintas formas de conducirnos por el camino de autoconexión. De convertirnos en observadores de nosotros mismos.

A través de la práctica de la meditación aprendemos a vivir conectados exclusivamente con el aquí y el ahora.

Con la práctica sostenida y gradual, la meditación va convirtiéndose en una forma de Ser, de vivir, que se adapta a las circunstancias en que nos hallamos, en todos y cada uno de los instantes de nuestra vida.


La idea es vivir con toda la atención puesta sólo en ese momento en el que estamos. Sin ideas atadas a los sucesos del pasado ni pre-ocupaciones por lo que vendrá.


Desde este aspecto, podemos decir que una clase de yoga es una forma de meditación, en movimiento. O cualquier cosa que hagamos durante el día, que cumpla con esas cualidades.


La meditación no es una propuesta que nos lleve a estados irreales ni fantasiosos, es, en realidad, un gesto interno que permite que nuestro corazón y nuestra mente (considerados como una totalidad inseparable) se conecten con el momento presente tal cual es, y la forma en la que estamos interactuando con él.


¿Cuál sería la propuesta en casa?


En una práctica meditativa, la idea central es aquietar la mente. Para ello, es necesario, primero aquietar el cuerpo.

Podemos elegir una postura que nos resulte cómoda, sentados en el piso, sobre un almohadón o en una silla.

Elegir un lugar tranquilo, en el interior de la casa, o al aire libre.

Si es posible, temprano por la mañana. Cuando apenas comienza nuestro día. O cuando podamos tomarnos un momento exclusivamente para nosotros.

Llevar toda nuestra atención sólo hacia la respiración, observándola, percibiéndola, por unos minutos, ya es una forma de meditar.

Si nos cuesta mucho concentrarnos y desprendernos de nuestros pensamientos, podemos buscar la asistencia de personas preparadas en estas prácticas.



#SeamosResponsables #QuedateenCasa

91 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras