• Redacción El Dia

“La idea es armar un equipo competitivo equilibrado”

#Deportes #CentroSocial #LRFRC

La rutina de todos ha cambiado y cada uno fue acomodando su vida de acuerdo a la consigna de quedarnos en casa; es el caso también de los planteles de Centro Social que a pesar de no poder encontrarse mantienen una rutina física de entrenamiento que el Profe envía por WhatsApp y que los jugadores deben cumplir en sus casas. Como expresó el Coordinador deportivo del club Guillermo De Vecchio “desde el principio la idea fue pasarle un trabajo físico para que los jugadores no se pararan, tanto en la Primera masculina como la Femenina, también sumamos a la consigna a las categorías sub 18 y sub 16”.

También esta pausa, la aprovecha el cuerpo técnico liderado por Sergio Albelo para hacer un balance de lo hecho hasta el momento. El DT y el Profesor Paul Iriarte cuentan a El Día de Higueras en qué momento estaban ante el imprevisto de esta cuarentena obligatoria, que se vió de los amistosos y qué análisis hace del plantel que tiene para la temporada; como así también como se compone el trabajo físico que se propone para la casa.


Sergio ¿Cómo te toma este freno en el trabajo de pretemporada? ¿En qué estaban?

Es una lástima que se haya truncado por lo que estábamos trabajando en los físico y táctico sino que había proyectado un trabajo desde lo que hace a psicología deportiva con Guillermo Vélez. En la última practica hicimos un trabajo con gráficos y tratamos la parte motivacional que es lo que se frenó. También estábamos para implementar la técnica del sociograma que es algo que nos va a dar la radiografía grupal donde podremos ver como se relacionan los jugadores entre sí, dónde, cómo, dentro del campo de juego, afuera; encontrar lideres emocionales, lideres deportivos y otros elemento que nos permitan mejorar. Es algo que sé que no se utiliza mucho en la Liga pero que son muy importantes en el deporte y nos va a dar rédito en el club sobre todo por lo humano.



¿Qué pudiste ver en lo que iba de pretemporada?

Los amistosos nos han servido bastante; pudimos ver algunas sociedades o duplas en algunos sectores de la cancha y no es lo mismo ver en un entrenamiento que en una puesta en escena contra otro equipo ya que el carácter de los jugadores no se pone de manifiesto. Hemos visto cosas interesantes, chicos que nos pueden dar lo que necesitamos que nos pueden entregar más de lo que vimos. Nos fue muy bien con los amistosos más allá de los resultados.


¿Estás conforme con el plantel?

Si, los más importantes es que contamos con un plantel con distintas características en sus sectores y que tenemos para meter mano dependiendo lo que la circunstancia del partido nos pida y poseemos jugadores con distintas características.


¿Qué te dan los jugadores de experiencia que la mayoría vienen del plantel del año pasado?

Los jugadores que vienen del plantel del 2019, si bien se redujo bastante, nos pueden dar la experiencia para el equipo y la sapiencia que necesitamos. A los chicos del año pasado se sumó Luis Bonacci que es un jugador con mucha experiencia y nos da orden y diálogo que es fundamental sobre todo en el fondo.


¿Y los jóvenes?

De los jóvenes pedimos la dinámica y el cambio de ritmo que es lo que pretendemos. Presión bien alta, por eso nos estábamos poniendo a punto desde lo físico.


¿En eso se basa la idea de juego en la presión alta?

La idea es armar un equipo competitivo equilibrado desde la experiencia desde el manejo de las zonas. Nosotros pretendemos tener un equipo que marque en zona o con alguna marcación mixta y desde el mediocampo necesitamos gente con mucho despliegue para que ejerza mucha presión por eso al Profe (Paul Iriarte) le pedimos mucho cambio de ritmo.


¿Qué te cambiará de la planificación que venias teniendo?

Cuando volvamos vamos a tener que ver cómo se compone el campeonato y ver cómo estamos parados desde lo físico en cuanto a planificación y sí tendremos que variar en algo ya que si es un torneo corto va a darnos menos oportunidad de tener errores. En plantel venía entendiendo lo que planteamos en lo táctico.


Este nuevo proyecto tiene mucha base en juveniles ¿Cómo fueron trabajando?

Veníamos Incorporando chicos del Sub 18 y Sub 16 no solo en los entrenamientos sino en los amistosos. Teníamos en vista 2 Sub 16 y un Sub 18 más para sumar y darle roce. El roce lo tiene a través del banco, vestuario es una ambientación que se necesita y van viendo desde afuera para que se sientan más confiados en la cancha; lo humano de va a dar confianza en lo deportivo.


¿Te sorprendió el nivel de juveniles?

Venía viendo las categorías juveniles. Hicimos jugar a la Sub 18 con la reserva de Granada y realmente algunos chicos me han sorprendido pero hay que llevarlos de a poquito para que no sientan el compromiso de tener que cumplir y vayan teniendo confianza con sus compañeros nuevos. Toda esa cuestión del roce: el entrenamiento, estar afuera esperando el partidos, el vestuario hace que la comunicación desde lo futbolístico en la cancha sea otra. Cada cosita en su momento pero ya tenemos un par de chicos para trabajar a corto plazo.

La parte continua y más difícil en cuanto a la disciplina es sin duda la física y la que hay que mantener para no perder el ritmo; Paul Iriarte cuenta como es la planificación de esta preparación.


¿En que se basa el entrenamiento y cuáles son los objetivos?

La sesiones de entrenamiento cada día se vuelven más complejas en el sentido de cómo llevarlas a cabo, sean presenciales o no; lo que si necesitamos es que haya un canal de comunicación para que se pueda tener presente del cómo se están haciendo las cosas. El estar en la club con los jugadores nos permite observar y tener información inmediata de cómo actuar, siempre partiendo de la "guía base" que es la conocida como "Planificación", pero es una guía y que siempre está sujeta a modificaciones en cuanto a las acciones a llevar a cabo, pero no en el contenido.


¿Cuál es la dificultad de este contexto?

Una rutina, puesta en papel y presencial es muy simple de ver y asistir si la persona lo requiere, pero lo mismo puesto en papel o video y brindarlo como material no es tan simple, por el lado que siempre queremos estar para ellos y asistirlos, pero en estos días nos da la ventaja que ellos no frenen.


¿Cómo es la planificación?

La planificación, tiene 4 semanas, estructurada por días, donde pusimos los conceptos de cada día y como es la metodología que se tiene que usar y algunos ejercicios puntuales.


¿Y cómo viene?

Recibí consultas sobre algunos ejercicios y también me han dicho que están llevando a cabo la rutina; se puede hacer adentro algunos días y otros, si o si, necesitamos salir al patio pero cumple con los objetivos planteados desde el primer día.


Estas conforme…

En consonancia con lo anterior, los jugadores vienen trabajando desde el día 3 de febrero y han pasado muchas instancias de aprendizaje; me quedo tranquilo primero porque sé que lo saben hacer y contento porque esto lo hacemos día a día y ellos tienen su parte en casa también desde el día 1 y son conscientes de ello.


Como en todos los ámbitos, reina la incertidumbre; si no sabemos cuándo volveremos al trabajo, a la escuela o a nuestra rutina, mucho menos sabremos cuándo volverá el fútbol. La Liga Regional de Río Cuarto está sujeta a los que marque la agenda del país y aunque ni se piensa aún lo cierto es que el modo de los torneos pueda modificarse de acuerdo al calendario que quede del año.



#QuedateEnCasa

105 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras