• ElDía De Higueras

El teletrabajo o home office en tendencia creciente

TELETRABAJO – TRABAJO A DISTANCIA – TRABAJO REMOTO – HOME OFFICE

La pandemia del Coronavirus ha tenido un fuerte impacto sobre la vida de cada uno de nosotros, sobre todo en la economía y en la sociedad toda, modificando entre otras cosas el mundo del trabajo.


Escribe Florencia Fernández. Procuradora – Abogada

MPb.2-1563


En marzo de este año, surgieron varios Decretos de Necesidad y Urgencia, entre ellos el 207/20 que estableció la reducción de circulación de las personas con el objetivo de disminuir el riesgo de contagio y propagación del virus, invitando a los empleadores a implementar el teletrabajo como modalidad laboral.


De la mano de esta resolución, surge la 219/20, que otorga a las partes, es decir empleador y trabajador, la posibilidad de acordar las condiciones de trabajo en el marco de los principios de buena fe, colaboración y solidaridad. Finalmente el DNU 279/20, estableció el “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, de esta manera la abstención de los trabajadores de concurrir a su lugar habitual de trabajo, debiendo adoptar la modalidad del teletrabajo.



Ahora bien, ¿Qué es el Teletrabajo, trabajo a distancia, trabajo remoto o Home Office?


Es aquella modalidad en donde el trabajo es realizado por una persona, total o parcialmente desde su domicilio, utilizando los medios que brinda la tecnología de la información y de la comunicación.


¿Cuál es la problemática que surge con esta modalidad?


Que desde hace muchísimos años los trabajadores concurrían a un lugar de propiedad del empleador a cumplimentar con sus tareas, bajo normas reguladas por la Ley de Contrato de Trabajo y por los Convenios Colectivos de Trabajo, como por ejemplo, la jornada legal de labor, las horas extras, la asistencia y puntualidad, las licencias y demás. Todas estas condiciones de trabajo fueron modificadas por el teletrabajo en esta época de pandemia. De repente, se volvieron difusos los límites entre la responsabilidad del empleador y del trabajador, la jornada de trabajo, en cabeza de quién corren los gastos de las herramientas de trabajo y del pago de servicios, el derecho a la desconexión digital, el derecho a la intimidad y privacidad, entre otros.


¿Se encuentra regulado hoy en día el trabajo a distancia?


Actualmente, no contamos con un instrumento jurídico específicamente redactado para el teletrabajo, sino con un conjunto de leyes que engloban la actividad, por un lado la Ley 20. 744 (LCT) y la Ley 25.800 que ratifica el Convenio 177 de la OIT, sobre trabajo a domicilio, por lo que es necesario darle un tratamiento legal.


En este contexto, se han presentado 14 proyectos por diputados de distintos bloques, obteniendo media sanción y comenzando a ser tratada por el senado.

Los temas a tratar y a regular, se basan en:


- La igualdad de derechos, obligaciones y remuneraciones entre aquellos trabajadores que prestan su fuerza de trabajo de manera presencial y aquellos que lo hacen de otra manera.

- La jornada de labor, deberá ser convenida entre las partes con los límites legales y convencionales establecidos

- El Derecho a la Desconexión de los dispositivos digitales y/o tecnologías de la información y comunicación, fuera de su jornada de labor y durante los periodos de licencia

- Las herramientas de trabajo y gastos: el empleador deberá proporcionar el equipamiento, tanto del hardware como del software, asumiendo los costos de instalación, mantenimiento y reparación.

- Compensación de gastos: El trabajador tendrá derecho a la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar, conforme a las pautas de negociación colectiva, quedando exenta del impuesto a las Ganancias.

- Derecho a la intimidad: Los sistemas de control destinados a la protección de los bienes e informaciones de propiedad del empleador deberán contar con participación sindical a fin de salvaguardar la intimidad de la persona que trabaja bajo la modalidad de teletrabajo y la privacidad de su domicilio

- Capacitación: El empleador deberá garantizar la correcta capacitación de sus dependientes en nuevas tecnologías, brindando cursos y herramientas de apoyo, tanto en forma virtual como presencial, que permitan una mejor adecuación de las partes a esta modalidad laboral.

- Las partes que quisieran optar por la modalidad de teletrabajo, pueden hacerlo voluntariamente, prestando el consentimiento por escrito, con igual remuneración que aquellos que trabajan de manera presencial


A modo de conclusión, es importante remarcar la importancia de esta nueva manera de trabajar, que ha permitido mantener muchas fuentes de trabajo y que es una modalidad que ha llegado para quedarse y de la mano de ello, están estas reformas que son necesarias implementar , dado que el marco legal debe ajustarse con la realidad que vivimos. Por último, resaltar que en esta época de pandemia, adoptar esta forma de trabajo, ha sido una decisión acertada, teniendo en cuenta que la LCT establece que el empleador debe arbitrar las medidas necesarias para salvaguardar el bienestar psicofísico y la dignidad de los trabajadores, resguardando de esta manera la salud de los mismos.

FLORENCIA FERNÁNDEZ

Procuradora – Abogada

MPb.2-1563




0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras