• ElDía De Higueras

"El secreto está en no volvernos invisibles y reinventarnos"

#LaNotadelDomingo #HistoriasdeEmprendedores

#CompraenHigueras


Laura Rodríguez (33) empezó a estudiar peluquería en el año 2012 ya que era una actividad que desde hace tiempo postergaba. En medio de la maternidad y el acompañamiento a su esposo en un problema de salud supo fortalecerse ante cada circunstancia y materializar su sueño: tener su propia peluquería y construir su salón en el hogar familiar, en el Loteo Municipal I.


¿Cómo nace tu emprendimiento?


Empecé a estudiar peluquería en el año 2012, cuando ya tenía a mi primer hijo, fue una decisión bastante difícil porque en ese momento ya estaba trabajando y me parecía que ausentarme del hogar en horas vespertinas era demasiado, pero la gente que me conocía me alentó porque sabía que era algo que desde hacía tiempo venía postergando.



¿Qué pasó cuando te recibiste?

Cuando me recibí el oficio me fue llevando por otros lugares para seguir educándome y así fue que el primer perfeccionamiento lo hice en Villa María y ya casi finalizando el cursado empecé a trabajar en una reconocida peluquería en el centro de Río Cuarto, a quienes les debo muchísimo y gracias a ello pudimos pagar el terreno en el que construimos nuestra casa.

El servicio que ofrezco es de peluquería femenina y maquillaje social, los dos se complementan a la perfección y empecé a brindarlo hace algunos años después de un curso que tomé, siempre priorizando la calidad.



¿Cómo fue la recepción del pueblo?


Después de trabajar en la peluquería del centro, comencé a hacer trabajos a domicilio en el pueblo, pero con un niño en pleno crecimiento, a veces se complicaba, decidimos poner una pequeña peluquería adentro de mi casa y para mayor comodidad me manejaba con turnos, siempre la atención fue personalizada.


Por un problema de salud de mi esposo y de manera simultánea un embarazo en camino me tomé un receso, necesario, aunque las clientas de siempre me seguían esperando con turnos más distanciados o en horarios diferentes pero acordando la cita, mucho les debo porque siempre confían en el trabajo que realizo y eso no tiene precio.



Con el nacimiento de mi segundo hijo y las aguas más calmas pude abrir un espacio en el mismo terreno de mi casa pero afuera de ella, humilde pero más cómodo, la modalidad de atención fue siempre la misma, turno previo y personalizado, lo que me permitía acomodar el trabajo y dedicarle tiempo a la maternidad.


Muchos no sabían de mi labor, pero quienes me conocen siempre me hacen sentir valorada, muy querida, las clientas son siempre las que van facilitando el camino, por las recomendaciones, son la mejor publicidad que podemos tener, es por eso que siempre estoy pensando en mejorar, siempre para ellas.


¿Cómo te ha ido en tiempos de cuarentena?


Ahora ya estoy instalada en mi casa y antes de que empezara la cuarentena hubo que tomar decisiones, porque en el hogar no estaba planificado el salón, habíamos pensado en otras alternativas, como en alquilar un local, pero nuestros hijos comparten el espacio de la peluquería y nuestra casa desde siempre, iba a ser más incómodo y ellos están acostumbrados a que yo esté en casa a pesar de estar trabajando, por lo que decidimos instalar la pelu acá nuevamente.


Este tiempo de aislamiento ha sido difícil al principio, una está acostumbrada a los ingresos que te da el trabajo diario, pero fuimos buscando la vuelta. Cuando estábamos en fase uno, hacía llegar los kits de color a las clientas, los productos para el cuidado de su cabello, traté de seguir en contacto con algunas mediante sugerencias a través de WhatsApp y las redes.


La cuarentena ha venido para demostrarnos lo importante de cada profesión y oficio y revalorizar a cada uno de ellos, el secreto está en no volverse invisible, adaptarse a la era de la comunicación y ofrecer más que un servicio, es hacerle saber a la clienta que podemos darle algo más.

Por ejemplo, hace unos días desarrollamos una clase virtual de automaquillaje con una colega de Chaco para que todas pudieran aprender cómo verse más lindas, cuidar la piel y sin costo.


Creo que la cuarentena nos hizo reinventarnos, hacer equipos interdisciplinarios, para devolverles un poco a nuestras clientas de lo que nos dan a nosotros.

¿Te has acomodado a la "nueva normalidad" en cuanto a tu negocio?


Fueron días complicados durante la primera etapa, el no poder trabajar, la incertidumbre, luego el protocolo, había generado bastante ansiedad. Cuando se flexibilizó la preocupación de saber si todo lo que habías leído, los talleres de bioseguridad eran suficientes. Mi modalidad de trabajo no cambió,me doy el tiempo para poder hacer higiene minuciosa y esterilización de todas las herramientas, haciéndoles saber a las clientas que la seguridad está antes que nada y que mi espacio cumple con todo el protocolo de manera estricta. Trato de hacer promos para poder reactivar el trabajo, soy consciente que la situación de todos los hogares se ha visto afectada, siempre hay que buscar alternativas para poder generar ingresos y que nuevas clientas se acerquen a conocerme.



¿Tenés otro ingreso familiar?


Contamos con otros ingresos, eso te da cierta tranquilidad, pero cuando nos aventuramos a construir nuestro hogar, tuvimos que acudir a créditos y hoy en día cada peso cuenta, los compromisos económicos están y los ingresos de la pelu son un paliativo importante para poder llevar una vida tranquila.


¿Podemos decir que sos emprendedora?


Me considero una emprendedora, siempre estoy pensando en generar, en ofrecer nuevas propuestas, siempre trato de estar al día en los conocimientos, apuesto muchísimo a la educación en este oficio, trato de mejorar el espacio de atención, de que se sientan cómodas, que sepan que siempre doy todo de mi en cada trabajo, dejo y doy mucho amor en cada uno de ellos, soy una agradecida de poder hacer lo que me apasiona, aunque sea de medio tiempo, soy muy feliz haciendo mi trabajo.


¿Qué te define en este paso?


Lo más importante cuando emprendes es la perseverancia, ser constante, saber que si uno sigue su sueño, las cosas llegan, de a poco, con compromiso, con muchas ganas las cosas suceden, nunca hay que dejar de soñar. La gente es muy perceptiva y siempre digo que si uno hace su trabajo, su servicio, su producto con amor, se nota y eso es lo que las personas valoran, yo creo que la perseverancia, el compromiso y las ganas son muy importantes.


"Quiero agradecer a todas las personas que me han ayudado en el camino, los profes de los inicios, a los educadores que hoy en día son mi guía, a mis colegas que acompañan en cada capacitación, deseo que todos puedan a volver a trabajar en sus salones y también los que lo hacen a domicilio. Agradecer enormemente a mi familia, en especial a mi marido que sueña con ver nuestro salón terminado y mis hijos, que son los pilares de mi vida, a todas y cada una de mis clientas, porque sin ellas nada de esto valdría la pena"


Por último agradecerles a ustedes por apoyar a todas las personas que emprenden en nuestro pueblo y por escuchar a todos, gracias por hacer su trabajo con respeto y dedicación al servicio de las personas.


#ElDiariodeLasHigueras




0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras