• Redacción El Dia

“El Pueblo me vio crecer”

#Deportes

Criado en Las Higueras donde es conocido como “El Tano” pero no porque se lo asocie a una descendencia italiana sino porque a su hermano Lucas no le salía decir Alejandro y pronunciaba, sin querer, el apodo a los nacidos en Europa. Alejandro Cabral, de una vida difícil que le dio la oportunidad de ser profesional en el fútbol y que luego de una carrera que lo inició en el Centro Social hoy lo instala en el plantel de Belgrano de Córdoba para afrontar la Primera Nacional, no se olvida de sus raíces. Cuenta su recorrido, sus inicios, el pueblo y recuerda a sus amigos, al club, sus mentores, a su familia y a su hermano “El Filo”.


¿Cómo fue tu carrera?

En infantiles jugué en el Centro Social, tuve de técnico al Adolfo Ávila; primero era arquero, era suplente de Luciano Soria. Con el tiempo me fui a jugar al mediocampo. Estuve un tiempo hasta que nos vamos a vivir a Río Cuarto y voy a jugar a Renato Cesarini. En unas pruebas de la agencia de Jorge Cysterpiller (Fue el primer representante de Maradona) decidieron a mí y a otros chicos llevarnos 14 días a Buenos Aires a jugar un mini campeonato en La Candela (Predio Boca Jrs). En ese torneo al final te decían qué club se interesó en vos y tenías que hacer una prueba.


¿Y fue Boca?

Si, el club que se interesó en mí fue Boca donde realicé la prueba y al año siguiente comencé a entrenar en Casa Amarilla; estuve 5 años. De Boca me voy a Rivadavia de Lincoln en el Federal A, donde estuve 6 meses y ahí a Quilmes donde hice contrato por 3 años.


¿Ahí te pegaste el salto?

Estaba bien pero en ese momento tuve la desgracia de perder a mi hermano Rubén “El Filo”*. Fue un golpe durísimo para mi porque él dejó todo por mi; siempre quiso que yo jugara, que hiciera las cosas bien, que sea alguien en la vida pero por sobre todas las cosas que sea buena gente y buena persona. Él fue un papá para mí. Fue un tipo muy conocido en Higueras. Estuve a punto de dejar el fútbol en ese momento.


* Ruben "El Filo" Cabral falleció el 14 de septiembre del 2013, en barrio Alberdi luego de ser víctima de un robo en el remis que conducía.


Fue duro a la distancia

Si son cosas que uno no imagina que las va a vivir. También tuve otras pérdidas que me marcaron como las de mi abuela, Tío Alberto y de mi primo Daniel que fue muy dolorosa. Fueron dos pérdidas tremendas la de mi hermano y mi primo. Todo cambió y nada fue igual. Son pruebas que la vida nos pone y hay que seguir adelante y levantar la cabeza


¿Cómo volviste?

A medida que pasó el tiempo fui volviendo a la normalidad pero ya no era lo mismo. Al tiempo debuté en primera de Quilmes y recorro varios equipos: me voy a Los Andes de ahí a Douglas Haig de Pergamino luego a Flandria y de Flandria a Costa Rica al Saprissa y de ahí a México a Cafetaleros de Chiapas antes de llegar a Belgrano.


Y ahora Belgrano ¿con qué te encontraste?

Estoy muy contento con esta etapa. El objetivo con Belgrano es clasificar y ascender. Belgrano es un club grande que merece estar en primera, me encontré un grande en todo sentido.


¿Sabías que en Río Cuarto se tomó como un clásico Estudiantes y Belgrano?

Sí, estoy muy contento por Estudiantes porque representa a la ciudad y creció porque hizo bien las cosas. Tengo amigos jugando ahí como Lucas Suárez, el “Flaco” Gastón Bottino y Nico Ferreyra, son grandes pibes.


¿Con alguno compartiste equipo?

Con Luquitas Suárez compartí plantel en Quilmes y con el “Flaco” Bottino no pude porque yo me fui y él llegó al tiempo.


Si compartieron a Caruso Lombardi como técnico...

Si a Caruso lo conozco desde cuando estaba en Quilmes que yo tenía 19 años. Es un personaje pero sabe mucho de fútbol; conoce todas las categorías, jugadores y es un gran técnico y sobre todo sabe lo que quiere. Tiene un gran conocimiento del fútbol.


¿Qué recuerdos tenés de Higueras?

Tengo muchos amigos, era terrible cuando era chico. Tengo recuerdos de cuando iba a la Colonia con Pablo Yung y Adrián Abascal. Toda mi familia está en Las Higueras. Mis primos David, Belén, Micaela, Fede, Mónica, la Familia Gómez, Mi tío Pijuí que es mi padrino. Son muy lindos los recuerdos. Hablo mucho con Fabricio Basqueto seguido. Me cuenta como anda el Social me pone al tanto y veo las redes sociales y lo sigo. El pueblo me vio crecer. Me acuerdo que el Adolfo Avila me dejaba patear a la noche al costado cuando entrenaba la Primera, para mí eso era maravilloso. Luego me fui al Barrio Las Delicias donde también hice muchísimos amigos de los cuales mucho fallecieron. Era un Barrio muy picante no tenía nada que ver con Higueras pero estoy muy contento de haber vivido ahí. Muchos de los mismos chicos que jugaban en Renato Cesarini vivían allí.


¿Ahora que estás más cerca te vamos a ver por Higueras?

Si seguro, ahora que estamos más cerca seguro vaya a visitar a la familia y a los amigos.


#NoTodoEstaContado


0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras