• Redacción El Dia

El Hospital de Río Cuarto se prepara para la contingencia

Covid-19 Se suman los seis nodos principales para abordar la situación en el interior, entre los que se encuentra el Hospital San Antonio de Padua, uno de los tres hospitales con mayor capacidad de camas en el interior de la provincia, polivalentes y que cuentan con UTI para adultos, pediátricos y neonatales.



Serán los hospitales de Río Cuarto; Santa María de Punilla; Jesús María; San Francisco; Villa María y  Mina Clavero, los que se suman a los de Capital- San Roque, Rawson, de Niños, y Florencio Díaz- destinados a abordar casos de #coronavirus.Los mismos cuentan con una estructura con entradas y salas de espera independientes, consultorios de febriles, y camas críticas.


Recientemente, el ministro de Salud, Diego Cardozo, dio a conocer el nuevo esquema de reorganización de la red hospitalaria pública, que cuenta con centros asistenciales en capital e interior específicos para tratar los casos de COVID-19.


Todos los hospitales del interior tienen consultorios para síndrome febril, áreas de circulación restringida, e incluso han preparado salas de aislamiento”, explica Carlos Negro, director general de Hospitales de Interior. Sin embargo -sostiene- los hospitales que van abordar coronavirus están siendo preparados para aumentar camas críticas y salas de aislamiento específicas.


“La estrategia es que el resto de los hospitales sigan funcionando con sus prácticas quirúrgicas y atención habituales -lo que incluye otro tipo de urgencias-. Por eso, siguen funcionando como siempre los nodos de derivación, y cada hospital seguirá derivando de acuerdo a la zona”, explica Negro.


Es oportuno mencionar que la estrategia irá evaluándose de manera permanente de acuerdo a la dinámica de la contingencia, por lo que, si la situación sanitaria lo requiere, todos los hospitales podrán abocarse a la atención de COVID-19.


Cómo funcionará la Red en el interior


Los nodos que conforman la red son hospitales que cuentan con una estructura con entradas y salas de espera independientes, consultorios de febriles, y camas críticas. Además, están ubicados estratégicamente en distintos departamentos. El nuevo esquema permitirá a los hospitales de zonas aledañas seguir funcionando y cubrir la demanda habitual.


El Hospital de San Antonio de Padua de Río Cuarto abrirá 7 unidades más de terapia intensiva, con la posibilidad convertir 32 camas de aislamiento en camas críticas.


En el caso de los centros de Rio Cuarto, San Francisco y Villa María, se trata de los tres hospitales con mayor capacidad de camas en el interior de la provincia, polivalentes y que cuentan con UTI para adultos, pediátricos y neonatales.


#YoMeQuedoEnCasa #SeamosResponsables

0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras