• Redacción El Día

"Educar en la fe, para hacerla crecer"

Hoy 21 de agosto, la Iglesia Católica celebra el Día del Catequista, recordando al Papa Pío X, Santo, impulsor de la catequesis y sobre todo de acercar a los niños a los sacramentos a edad temprana. En este día y reconociendo su noble y comprometida tarea en nuestra comunidad Parroquial, dialogamos con algunos de ellos.


#SanPioXDíadelCatequista


"La catequesis es casi central en la vida de una Parroquia por eso la importancia de su función, los catequistas anuncian el Evangelio, la palabra de Jesús, tratan de que niños, jóvenes y adultos reconozcan a Jesucristo como único Señor de la historia"; nos explica el Párroco local Fernando Herrera. Y agrega "es muy valiosa su tarea porque renuncian a un tiempo en familia para enseñar a los catequizandos sobre la palabra de Dios, Jesucristo y la Iglesia".




"Rezo por los catequistas y sus familias porque entregan tiempo, esfuerzo, luchas, lagrimas, alegrías y les doy las gracias a todos que hacen silenciosamente tanto bien en esta comunidad,que la Virgen de la Medalla Milagrosa siempre nos de la oportunidad de servir a Jesús anunciándolo".











María Soledad Novara empezó este año, a cargo de 14 niños los días sábados por la mañana con quienes comparten la presencia de Dios en oración, luego las actividades de aprendizaje y la merienda en el final.. "Un día hablando con el Padre Fer me propuso empezar y este año Dios así lo quiso; es un momento maravilloso que me acerca al amor incondicional de los niños y trasmitir la vida de Jesús es muy gratificante".


"Agradezco a los papás de los niños que van a catequesis por confiar en todos los catequistas y por no perder la esencia de educar a sus hijos con amor, respeto y cerca de la Iglesia Católica, ya que el amor de ser hijos de Dios es lo que nos sacará siempre adelante. Y si algún papá no mandó a su hijo, nunca es tarde para que empiecen. Aprovecho también para saludar y felicitar a los catequistas en su día y al Padre Fer por ser un ser de luz en nuestra comunidad"





Romina Alcaraz es catequista desde hace 9 años, desde el 2015 en Barrio San Francisco al que define como un grupo especial, "Hoy en día es un grupo heterogéneo con niños de otros barrios, incluso de Río Cuarto y de la Base".

"Para mí ser catequista es servir a Dios de una manera muy especial porque solo somos un instrumento de comunicación entre el y los niños, siempre pienso en que me gustaría que los niños puedan sentir el amor de Dios y no se puede amar a quien no se conoce! ... Que los niños conozcan a Jesús, a su madre y que sepan cuanto ellos nos aman es mi mayor anhelo!!!


Su compañero Gabriel López desde hace más de veinte años aunque en distintas etapas se desempeña como catequista, en Las Higueras inicialmente junto a sus hijas Soledad y Anabel para quienes se confirmaban y desde hace dos años en la capilla San Francisco de Asís en el barrio del mismo nombre, los días sábados de 10:30 a 12hs, en el primer año de catequesis.

"Lo hacemos por amor a Jesús y transmitirle a los niños que Jesús es nuestro amigo, y como tal nos quiere mucho, es un trabajo muy gratificante, por eso lo hacemos con alegría"


María Gómez hace diez años que es catequista pero lleva solo uno en nuestra comunidad parroquial. "Venimos de Mendoza y llegué porque mi hija está en segundo año de catequesis, estoy a cargo del grupo de 25 niños que toma la Primera Comunión este año, los días viernes de 17 a 18:30.

"Para mi representa un compromiso con Dios y con cada una de las familias. Amo lo que hago y me encanta estar con los niños. No debemos perder la Fé y la esperanza en estos momentos difíciles, el amor, la unión y la solidaridad nos ayudarán a ser grandes personas, si alguna vez estuvimos o estamos en el suelo caídos y derrotados Dios nos dará su mano y la fuerza para salir adelante"



Mónica Arcostanzo empezó a brindar catequesis en agosto de 2016 para reemplazar a una compañera. Si bien inicialmente dudó en aceptar, sintió que era un llamado de Jesús al que no podía negarse. Al año siguiente el Padre Fer la convocó junto a su esposo Gastón para dar Catequésis Familiar, en encuentro que se realiza cada 2 sábados por la tarde antes de Misa.

"Me siento un instrumento para transmitir la Fe a las personas, puedo usar un montón de herramientas desde una simple canción, un pedacito del evangelio, un cuento y hasta mi propio testimonio pero lo que provoca en el otro el encuentro con Cristo es siempre obra de Dios.Creo tener una gran vocación de servicio, me encanta colaborar para bien de la comunidad.. Y creo que la catequesis me permite poder ayudar de otra forma, transmitiendo el mensaje de Jesús y así estás transformando el corazón de cada niño, adulto (padre madre y familiares) en cada encuentro en el que nos nutrimos recíprocamente de conocimientos y es una verdadera cita de Autoayuda!!


Miriam Dovichi es Catequista desde el año 2001, aunque no continuos, define su actividad como vocacional, actualmente tiene a su cargo un grupo mixto de 15 niños,los viernes por la tarde desde las 17.

"Uno siente el llamado a anunciar la Buena Noticia de Dios y en el caso mio me ofreci al Sacerdote para ello y me aceptó, en otros casos el Sacerdote es quien convoca. Ser catequista no es ser un maestro, uno se va catequizando a la vez con los niños de los cuales aprendemos también, es una de las mejores cosas que me paso en la vida, por que anunciar a Jesús y a nuestra Madre la Virgen María es también un deber de todo cristiano. Mi nona me transmitió el amor hacia ellos y nunca los abandoné y me gusta transmitir ese amor a los niños, que todos tengan la oportunidad de conocer su bondad".





Vanessa Schoop se acercó a la comunidad parroquial, inicialmente a la Adoración al Santísimo, durante una hora cada viernes. "Luego de un tiempo, el Padre Fernando me propuso dar catequésis y comencé con ayuda de Miriam, que me fue preparando transmitiéndome sus conocimientos. Poder hacerlo es muy gratificante, ya que puedo dar a conocer un poquito de Jesús, lo demás es obra del Espíritu Santo, yo soy solo intermediaria, los encuentros son con Jesús".



Sofía Semeria integra el equipo desde hace cuatro años, inicialmente como miembro del grupo de jóvenes, "una de mis compañeras se ofreció para dar y juntas fuimos a cursos que dan en la Pastoral de Río Cuarto y seguí, para mí la catequesis es un encuentro de los niños con Jesús y con lo que el nos dejó! No es aprender sino encontrarse con el amor de Dios, y con lo que significa ser católico y vivir como tal, amo a los niños, la felicidad y simpleza que transmiten y poder hablarles de Dios es una labor preciosa!

"Hay un grupo de catequistas que intenta formarse siempre que podemos y que intentamos dar lo mejor de cada una de nosotros, somos distintos por eso las ideas se renuevan y eso es lo mejor! Y gracias a Dios tenemos un sacerdote que nos acompaña muchísimo y nos alienta a hacer cosas nuevas"



Mariela Gauna desde el año 2013, cuando llegó el Padre Fer a la comunidad, inició sus funciones los sábados en segundo año de 1730 a 19, llegó a catequista por un momento difícil en su vida que la acercó a la Adoración al Santísimo, empezó a cantar en el Ministerio de Música y durante tres años se formó en el Instituto de Formación Laical para ser catequista, "sentí un llamado de servicio para dar la buena noticia a los niños que se preparan para recibir la Primera Comunión, que Jesús esta vivo y presente en la Eucaristía, me gusta compartir el Evangelio con ellos, creo que la mejor forma de servir es desinteresadamente por amor a Jesús.




Transmitir la palabra de Jesús como testigos de su obra no es tarea fácil, es un compromiso implícito de una desinteresada vocación de servicio que nos acerca a encontrarnos con él.

Educar en la fe es un desafío, vaya pues nuestro reconocimiento a todos aquellos que hoy llevan adelante esta invalorable labor en nuestra comunidad.


¡Feliz Día!


#ElDiadeHigueras

#NoTodoEstaContado


226 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras