• Redacción El Día

Día del trabajador: Oficios antiguos, vigentes y nuevos en Las Higueras

#Sociedad

“El Día de Higueras” salió a buscar historias de oficios en la localidad; encontramos antiguos, vigentes, pero también nuevos. Manuel Aguado, cerrajero; Elsa “Pocha” Marengo, modista y Manuela Barberá, community manager.




El 1º de mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los "Mártires de Chicago". Un grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886 en Estados Unidos por realizar un reclamo laboral por la reducción a 8 horas de la jornada laboral ya que cumplían su labor hasta 16 horas.

El presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó una ley que establecía las 8 horas de trabajo diario ante la embestida de los paros; pero el sector empresarial no la acató y por esta razón el primer día de mayo realizaron una huelga con más de 80.000 trabajadores; desde ahí el conflicto se extendió a otras ciudades y terminaron parando más de 400.000 obreros en 5.000 huelgas simultáneas. En homenaje a esta lucha, en 1889, se declaró que el 1° de mayo sería el Día Internacional del Trabajador.


El trabajo existe desde que el hombre lo necesitó para sobrevivir. Al día de hoy hay oficios vigentes que tuvieron que sobrevivir a la embestida de la evolución del hombre y lo que convino con ello: modernización y tecnología que se fue superando. Hay oficios que no existen más como el deshollinador; el operador telefónico, uno que desapareció con la industrialización como el lechero y uno que volvió con la moda como el barbero.


“El Día de Higueras” salió a buscar historias de oficios en Las Higueras; encontramos antiguos, vigentes, pero también nuevos. Manuel Aguado, cerrajero; Elsa “Pocha” Marengo, modista y Manuela Barberá, community manager.





Manuel Aguado CERRAJERO

¿Cómo se inició en la cerrajería?

Empecé de muy chico, con once años; porque trabajé en la armería Chesi, vivía al lado. Iba a la escuela a la mañana y a la tarde empecé a ir a trabajar con ellos; pensé que me cargaban, me probaron en el año 60 y trabajé allí 54 años en el mismo lugar, de los 11 a los 65, hace casi 5 que me fui.


¿Cómo se fue desarrollando “El Cerrajero del Pueblo”?

Soy el único acá, vivo desde hace 42 años. Me empezaron a conocer de boca en boca. trabajaba fuera de hora, llegaba a las 13 y 13.15 andaba en alguna casa arreglando algo. Seguí siempre fuera de hora y ahora que me jubile salgo siempre.

La gente se queda todo el tiempo con puertas trabadas en garajes, cocinas; al entrar a la casa, todos los días uno o dos me llaman. Aunque en estos últimos tiempos se ha complicado para todos, la gente cuida el peso.


¿Qué complicaciones tiene diariamente?

Lo más peligroso es quien queda encerrado en el baño, porque no tenes salida; he sacado ancianos, niños, señoras de la localidad con dos horas de encierro.


¿Cómo define el trabajo?

El trabajo acá ha sido siempre igual, pero en estos últimos dos meses ha mermado, todo está caro y la gente cuida su peso, como en todos los ámbitos. Para las personas como yo, este día del trabajador es un homenaje a todos los que hemos trabajado toda la vida.



Elsa “Pocha” Marengo MODISTA


¿Cómo empezó en el oficio?

Cuando era chica aprendí pintura en tela, bordado en máquina, mantillas; tejí medias con una máquina que me compré, luego la vendí y compré una máquina de tejido para hacer pulóveres.


¿Siempre alternando con otros trabajos?

Tuve una mercería, trabajé en la panadería y almacén, ya casada; y luego me dediqué a coser, tenía la máquina de mi mamá y después me compré la primera haciendo confecciones y ahora hago sobretodo arreglos. Normalmente lo hago a la mañana dos horas y a la tarde desde las 16, se estar hasta las 23hs, con algún intervalo.


¿En algún momento el oficio no tuvo demanda o siempre estuvo vigente?

Siempre vigente. Trabajé con ropa común, vestidos, polleras. La gente me fue conociendo y haciendo conocer a otra gente y ahora vienen de todos lados. Cambio de cierre, zurcido, achico pantalones, siempre se mantuvo el oficio de modista, es como de antaño; nunca pensé en dejar ni cuando tenía otras ocupaciones ni ahora, me gusta y me entretiene sola sin hacer nada no puedo estar.


¿Tuvo clientes fuera de la zona?

Si, durante 4 o 5 años envié a Buenos Aires las medias tejidas y mantillas. Se las llevaba a una señora en la calle Cabrera en Río Cuarto y ella las despachaba.


¿Qué le ha dado su trabajo?

Esta profesión me ha permitido conocer mucha gente, pero si solo hablamos del trabajo, me ha dado muchas satisfacciones.



Manuela Barberá

COMMUNITY MANAGER


¿Qué hace un Community Manager?

El Community Manager es un profesional del marketing, es quien gestiona la comunidad y la imagen de una marca o institución en el mundo digital. Esta función nace con el surgimiento de las redes sociales y de la necesidad que tienen las empresas de desarrollar su imagen en el mundo digital. Las responsabilidades son muy variadas, incluyen generar contenido para publicar en redes sociales, generar conversaciones y relaciones entre la marca y sus clientes para lograr una relación a largo plazo.

El objetivo principal es poder comunicar de manera honesta, humanizando la marca o institución.


¿Cómo empezaste?

Empecé a trabajar de Community Manager de casualidad en el 2012, estudiaba letras y me orientaba hacia el análisis del discurso y la creación de contenido, además como usuaria de redes sociales me llamaba la atención cómo las marcas, y el mundo de la política estaban cambiando su enfoque relacionándose más directamente con las personas. No conocía mucho ese mundo así que me inscribí en una capacitación y empecé a formarme en distintos aspectos dentro del marketing digital.


¿Cuál fue tu primer trabajo y cómo evolucionó?

La primera red que manejé fue la de un negocio familiar, lo que me sirvió para ir probando, experimentando y aprendiendo sobre la marcha. En un principio era una salida laboral que no me llevaba demasiado tiempo y podía hacerlo desde mi casa mientras estudiaba, no vivía de eso así que podía elegir manejar pocas cuentas.


¿Qué particularidades tiene en cuanto a tiempos, rutinas?

Como mis herramientas de trabajo son computadora, celular e internet tengo la libertad de trabajar desde donde sea, lo que me permite viajar bastante, no tener una rutina estricta y tener la libertad de vivir donde sea o de cambiar de lugar sin tener que pensar en lo laboral.


¿Los clientes entienden tu trabajo?

Hace unos años, la labor del Community Manager no era muy comprendida, ese rol lo cumplía el sobrino que pasaba muchas horas en internet, o algún empleado joven que entendía más que el dueño. Con el tiempo los clientes fueron entendiendo que es necesario profesionalizar estas cuestiones.


¿Se puede vivir de esta actividad?

Hoy no vivo exclusivamente de ser Community Manager; el community es una parte de mi trabajo, pero se puede vivir de esta actividad sin problema.


Cada uno con sus historias, con sus herramientas, con sus saberes son parte fundamental de una comunidad que evoluciona y crea nuevas demandas. Pueden compartir clientes y pueden cobrar lo mismo; lo cierto es que cada uno con su oficio nos hacen la vida más fácil y eso no es otra cosa que TRABAJO.


Feliz Día para Todos los Trabajadores



#ElDiadeHigueras

#NoTodoEstaContado

0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras