• Redacción El Dia

Día del Bombero Voluntario: Cuando “Querer es Poder”

El Día de Higueras entrevistó a 4 de los 25 Bomberos que actualmente desempeñan sus funciones en el Cuartel local que lleva adelante el Jefe del Cuerpo Activo, Roberto Cuggino.




En nuestro país, se celebra hoy 2 de junio el Día Nacional del Bombero Voluntario, en el marco de un nuevo aniversario de la creación en 1884 del cuerpo de la «Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios de La Boca», en Buenos Aires.


Ellos son quienes luchan contra el fuego, rescatan y salvan vidas, contienen ante situaciones extremas. Son de carne y hueso, como cualquiera de nosotros, pero una fuerza interior los motiva para sumarse a los cuarteles, sin pensar demasiado, solo con el impulso de ayudar al prójimo.




El Día de Higueras entrevistó en esta oportunidad a cuatro de los 25 Bomberos que actualmente desempeñan sus funciones en el Cuartel 165 de la Regional 5 de la Provincia de Córdoba, que lleva adelante el Jefe Roberto Cuggino.



Belén Díaz, tiene 24 años y desde hace 4 que pertenece a las filas del cuerpo activo de la localidad. Confiesa que llegó al cuartel motivada por las ganas de ayudar a quien realmente lo necesita, “esto lo hacemos a fuerza de pulmón, es gratificante realizar nuestros trabajos tanto en siniestros como en incendios porque la ayuda desinteresada es uno de los trabajos más lindos que uno puede hacer”.

Y destaca que no se siente diferente siendo mujer “somos todos uno y uno somos todos, debajo del uniforme no se distingue entre hombres y mujeres, somos una gran familia, esta es nuestra segunda familia”.

Analizando cada una de las salidas de las que ha participado, expresa que cada una de ellas es diferente, aun así, ninguna la ha doblegado, al contrario, la fortalece en la tarea, “la misión del bombero es ayudar al que lo necesita, entonces los obstáculos los usamos para seguir mejorando y ayudando con más calidez”.



José Maldonado (30) ya suma 14 años de pertenencia al Cuerpo, confiesa que llegó por curiosidad, que rápidamente se convirtió en vocación, “es una llama que encendimos en nuestros corazones y no quisimos apagarla nunca”. Aunque sabe a ciencia cierta que el riesgo es latente, sostiene que no se piensa si hay peligro cuándo el prójimo demanda ayuda. “Nos entrenamos día a día para volver a casa, principalmente por la familia que nos espera, es nuestro lazo fundamental, sin ellos no somos nada”.

Al igual que sus compañeros del cuerpo, es un agradecido al respeto de la gente y la gratitud que manifiestan hacia ellos, muchas veces conviviendo con el dolor, de pérdidas materiales en incendios o quizás lo irreparable, un ser querido en un siniestro, “nosotros hacemos nuestro trabajo y Dios hace los milagros, es un trabajo conjunto”.



Emiliano Isaia de 28 años, desde pequeño se interesó por la actividad solidaria de los Bomberos Voluntarios y hace dos años cuando dejó su empleo en relación de dependencia para dedicarse a emprender por cuenta propia, se decidió a formarse y ser parte del cuerpo activo. Aunque en los primeros tiempos, quienes ya tenían experiencia los cuidaban en las salidas, fue aprendiendo y fortaleciéndose en la asistencia en diversos accidentes, “yo creo que la formación previa nos prepara muy bien, hasta el momento nunca dudé de esta elección”.

Destaca la unión del equipo, como también la gratitud de la comunidad y sobre todo de los más pequeños que al verlos en la calle y con uniforme advierten su presencia y los reconocen como héroes, “ser bombero es difícil de definir, es muy sacrificado y a la vez gratificante, sobre todo cuando de tu accionar depende la vida de una persona”.



Matías Sánchez tiene 16 años, desde los 9 ya soñaba con ser Bombero, un día se acercó al Jefe Roberto Cuggino pidiendo sumarse, petición a la que accedió y desde hace casi un año permanece en el lugar todas las tardes retornando a su casa a las 21:30hs aproximadamente.

Participa en forma activa de casi todas las instrucciones al igual que sus pares, ha superado obstáculos que no le han sido fáciles y situaciones a las que se ha adaptado respetando el reglamento, “yo siento como si estuviera a prueba en forma permanente, para mi es una prueba del destino”; sostiene.




Cuatro voces, cuatro experiencias en primera persona, de un Cuerpo Activo integrado actualmente por 25 Bomberos, a los que se sumarán 4 Aspirantes que el próximo 29 de junio integrarán la delegación local.


Y sus expresiones nos llegaron, cada uno con sus propias palabras, pero todos parte de una misma realidad que reúne el trabajo en equipo, la vocación de servicio y la comprometida y desinteresada ayuda al prójimo; el motor que los moviliza permanentemente, cuando en medio de la noche o a mitad de una mañana el sonido de la sirena se hace escuchar, con toda premura allí están listos para enfrentar la adversidad una vez más, sin pensar si hay riesgos o que realidad les depara el destino.




Son ellos, son nuestros Bomberos Voluntarios, ejemplo de vocación y servicio.

Vaya para todos los que lo son en la localidad, como también para aquellos que lo fueron alguna vez, y especialmente para quienes integran el Cuerpo Activo de Las Higueras, nuestro afectuoso y sincero reconocimiento por tan noble tarea al servicio de toda la comunidad.


¡Felicidades!




Un repaso por la historia


El Cuerpo de Bomberos de la Sociedad Italiana de La Boca fue creado un 2 de junio tras un voraz incendio ocurrido en el barrio porteño, en el que Tomás Liberti y su hijo, junto a otros vecinos se agruparon para combatir el siniestro, instancia que dio paso un par de años después a la conformación oficial del Cuartel.

En aquel momento, su impulsor y presidente Tomás Liberti, fue quien instaló el lema “Querer es poder”. Cabe mencionar que la fecha fue instituida por Decreto Ley Nacional N° 25425 el 2 de junio de 2001.


#ElDiadeHigueras

#NoTodoEstaContado

138 vistas0 comentarios

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras