• Redacción El Día

"Cada niño tiene su manera de ver el mundo"

Hoy se celebra el #DíaInternacionaldelSíndromedeAsperger, una fecha que promueve la concientización sobre el mismo en la sociedad. El Día de Higueras entrevistó a la Licenciada en Psicopedagogía Anabel López y a la Familia Jurado para conocer más de cerca el Trastorno de Espectro Autista.

#HazEspacio



Desde hace 8 años, Anabel López ejerce como Psicopedagoga, específicamente hace cuatro que viene formándose el Trastorno de Espectro Autista-TEA y hoy es docente de apoyo en la integración escolar.


“Frente a la demanda sentí la necesidad de contar con mayores herramientas para poder intervenir y ayudar a los niños con los que trabajo y asimismo poder acompañar a las familias y docentes”.


¿Qué es el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger en una condición del neuro desarrollo, que con anterioridad fue incluido entre los Trastornos Generalizados del desarrollo (TGD) y en el presente se enmarca dentro del Trastorno del Espectro Autista (TEA). Asimismo, el término trastorno está siendo reemplazado por el de condición (CEA) entendiendo que el mismo es solo una variación más de la diversidad humana.

El síndrome de Asperger implica alteración cualitativa del desarrollo social y comunicativo e intereses restringidos y estereotipados producto de la rigidez mental y comportamiento mental.


¿Cómo se aborda interdisciplinariamente este síndrome en la localidad?

Cada cual desde su área tratamos de poner objetivos en común para favorecer al niño tanto en el entorno social como escolar. Tenemos reuniones periódicas donde damos a conocer progresos y aspectos que son necesarios seguir trabajando.


¿Cómo definirías a partir de tu experiencia a un niño con este síndrome? ¿Cuáles son sus características, habilidades y destrezas?

Los niños con SA suelen presentar un lenguaje demasiado correcto o incluso con un vocabulario muy rico, el problema es que les cuesta adaptar este lenguaje al contexto social en el que se encuentran. Los dobles sentido, las ironías, chistes escapan en general a su comprensión.

Les cuesta iniciar una conversación, mantenerla y terminarla de manera adecuada, encontrar temas adecuados sobre los que hablar, así como tener en cuenta la información que el interlocutor maneja en cada caso. Las conversaciones suelen girar en torno a su tema de interés al que vuelve de manera obsesiva.


En cuanto a lo social se cree que en general las personas SA rechazan el contacto social y las relaciones con otras personas, pero al igual que todas las personas tienen la necesidad de relacionarse y pertenecer a un grupo de iguales, solo que carecen de las habilidades para ello.


Los niños con SA tienen rigidez mental y comportamental por lo cual las rutinas y ambientes predecibles le dan seguridad y tranquilidad.

Más allá de estas características cada niño es singular, tiene su historia y su entorno particular lo que hace que a pesar de encontrarnos con pacientes con el mismo síndrome el abordaje sea distinto.


¿Qué enseñanza te deja?

Creo que la enseñanza más importante es que no hay una sola forma de ver, estar y sentir en el mundo.


La terapia que desarrollan en cada encuentro o situación de acompañamiento debe ponerte a prueba en diferentes desafíos. ¿Cómo los enfrentas?

En algunas ocasiones sí, pero como nos gusta lo que hacemos, cada desafío nos alienta a buscar nuevas estrategias de poder ayudar y acompañar.


¿Qué importancia la detección temprana y el acompañamiento familiar?

En la actualidad se está logrando la detección temprana que posibilita por lo tanto intervenciones mucho más rápidas. Y el acompañamiento a la familia es fundamental para que el diagnóstico no sea tomado como un condicionamiento sino como el inicio del acompañamiento a sus hijos.


¿Qué aspectos debe conocer un profesional de la educación en niños con asperger?

Creo que lo fundamental es tener en cuenta que todos somos diferentes y que podemos aprender de distintas maneras, solo hay que buscar los medios necesarios para que todos los alumnos puedan aprender.


¿Cómo los comunicadores podemos aportar a la difusión y abordaje del síndrome?

Sin lugar a duda que mientras haya más difusión, se favorecerá un cambio de mirada y así una sociedad más inclusiva.


¿En qué aspectos?

Comenzar a pensar en la diferencia no como una limitación, sino como parte de la sociedad en donde cada uno es singular y diferente.


María Laura Príncipe y Marcos Jurado son papás de Tomás (9). En junio de 2018 a partir de una consulta con la Profesional en Psicopedagogía Silvana Gatica tomaron conocimiento de que su niño tenía este síndrome, diagnóstico que un tiempo después confirmó un neurólogo infantil.


¿Cómo lo asumieron?

Fue una noticia para nosotros bastante dura, ya que no sabíamos con qué nos enfrentaríamos, pero gracias a las profesionales con quien Tomás trabajó y/ o trabaja (su psicopedagoga Silvana gatica, Magali Escudero (psicóloga); Anabel López (maestra de apoyo) y la neuróloga Verónica Faustinelli, Tomás avanzó mucho.

También desde hace un año asiste al grupo de T.A.C.A.S (Centro de Equinoterapia) en la Sociedad Rural de Río Cuarto.



¿Cómo es Tomás?

Es un niño de un corazón puro, de mente limpia, no sabe lo que es la maldad, damos gracias a Dios por tener un hijo con Asperger, solamente quien tiene familiares y amigos con este síntoma sabrán de lo que hablamos.


¿Sienten que son niños incluidos?


Siempre pedimos que la sociedad los respete tal cual son, ellos no son ni raros, ni tontos, son ESPECIALES.






379 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras