• ElDía De Higueras

¿Cómo conciliar el sueño en cuarentena?

Actualizado: abr 27

Nuestras rutinas y hábitos cotidianos se han modificado y mucho en estos días de aislamiento social. El estrés, la angustia, la ansiedad, la incertidumbre, nos impiden descansar y en reiterados momentos aparece el insomnio. ¿Qué podemos hacer al respecto? Entrevista a la Psicóloga Miriam Berlaffa. MP 1188


A más de 35 días de aislamiento, el insomnio es frecuente. ¿Porque?

-Es esperable, porque se vincula con el estrés, que surge ante la incapacidad de responder ante cualquier situación problemática y conflictiva, dificultad para acomodarse a la situación. En este caso particular de la pandemia también hay dificultad para acomodarse a una situación tan extraña como es el aislamiento, ante la cual todo el mundo quedó desconcertado.

No solo es no poder responder a una demanda porque excede nuestra capacidad de respuesta, sino que implica no poder acomodarse porque la situación es desconcertante, de muchísima incertidumbre.


Si a ese desconcierto, a esa incertidumbre le sumamos todo lo que pasó con las vidas de las personas: los docentes que vieron completamente ampliada su tarea, al igual que los agentes de salud y de seguridad, pasar a estar todos juntos en la casa o en la más extrema soledad; todas esas situaciones tienen la potencialidad de desajuste psíquico, estrés y a consecuencia de él, el insomnio; no solo por ese cambio brusco en la vida que llevábamos hasta el momento de la cuarentena, sino que se le suma en algunos casos un nivel importante de inactividad, hubo gente que se quedó sin hacer nada, a lo mejor hasta en espacios reducidos, otra mucha gente con intensa actividad virtual.

Para conciliar el sueño es necesario un poco de cansancio, la intención de relajarse y tener deseo de poder parar, acá estábamos parados como forma de vida, entonces es esperable que aparezca el estrés y el insomnio. El insomnio aparece por estrés y el estrés puede tener un montón de motivos según la vida de cada sujeto.

¿Podemos decir que el insomnio es producto del encierro?

Si de manera rápida y lineal, pero aparece por todo lo que produce el encierro. Un encierro que es- en el mejor de los casos en un ambiente cómodo y agradable con todo lo que uno necesita a mano-, no olvidemos que el aislamiento se da en condiciones de mucha desigualdad social y esto no es para descuidar.

¿Qué podemos hacer?

Buscar algunos paliativos que permitan disminuir este malestar, esta tensión que por supuesto será diferente en cada sujeto, según el contexto sociocultural y los recursos de los que disponga, lo importante es buscar lo que a cada uno le pueda servir como una manera de sobrellevar esta circunstancia y procurarse su propio bienestar, o por lo menos disminuir el malestar, aún en condiciones de adversidad, a través de videochat, videoconferencia, seguir tendiendo puentes afectivos con sujetos significativos para uno.

Buscar actividades que nos despejen la cabeza, lectura, actividad física, escribir, cocinar, mirar una película, creo que es a lo que la gente ha apelado, el encuentro con el otro en el caso de las parejas y las familias porque se produce también un microaislamiento dentro de cada familia en particular, cuando cada uno esta alienado con su propio dispositivo, poder generar momentos de encuentro y recreación, hacer una actividad juntos, charlar, jugar juegos de mesa que sirvan para distender.

Niños, adultos y mayores lo están pasando mal, nos tenemos que ayudar entre todos y hacer un despliegue de espíritu solidario para pensar más que nunca en un otro con el que podamos colaborar y esto contribuya a nuestro bienestar.

¿Ha recibido consultas sobre el tema en los últimos días?

Consultas on line no sobre este tema en particular, en mi caso, si he tenido consulta por angustia, por la situación de incertidumbre, de una situación tan repentina en nuestra vida que nos cambió este ordenamiento cultural que teníamos y comenzamos a vivir de otra manera.

Si bien a la consulta no llegaron con el insomnio o con el estrés como preocupación inmediata, sabemos que angustia, estrés e insomnio son estados muy vecinos, los cuales pueden aparecer con mucha facilidad en las actuales circunstancias de vida al no poder disponer de ver alguien de esos afectos que son cercanos e importantes, ni tampoco poder ayudarlos, no poder trabajar como se hacía habitualmente, o ver alterada significativamente su estado financiero.

Muchas veces cuando conciliamos el sueño aparecen las pesadillas...

Cuando alguien por fin logra conciliar el sueño no se si es normal que aparezcan pesadillas, lo que si es normal es que un momento de preocupación en la vida del sujeto, es probable que sirva como un resto diurno que a la noche dispara el sueño o la pesadilla, angustiante o traumática, depende, no se puede generalizar.

El sueño o pesadilla es un acontecimiento inconsciente y hay muchas más posibilidades que aparezcan, cuando en el estado de vigilia la persona no se puede vincular conscientemente con lo que le está pasando, con sus miedos, sus fantasmas, por eso es saludable poder hablar y vincularse con lo que a uno le pasa, muchas veces nos llenamos de actividades de manera que no dejamos espacio para que surja algo de lo que produce la incertidumbre, dando lugar a dudas, a desorientación, a no saber qué hacer. Estados propios y esperables en la vida de cualquier sujeto, no exclusivo de la situación de aislamiento, aunque si profundizados en la situación de aislamiento.

Mientras alguien más esquive que esto aparezca hay muchas más posibilidades que aparezcan los sueños o monstruos, mientras menos en el dia podamos vincularnos con un estado emocional, que pueda despertar un acontecimiento extraño como el aislamiento hay muchas más posibilidades que los fantasmas aparezcan en los sueños.


Miriam Berlaffa

MP 1188


#QuedateEnCasa

0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras