• Redacción El Dia

Algo más que una noticia: la educación

#Opinión




Hace tres semanas Las Higueras fue noticia a nivel regional por un suceso en el que estudiantes del I.P.E.T. 258 Mayor Ingeniero Francisco de Arteaga, lanzaron gas pimienta en el establecimiento y el servicio de emergencias debió a asistir a alumnos aunque ninguno debió ser derivado a un nosocomio asistencial.


El hecho fue difundido por Telediario Digital y levantado por otros medios como Vía Río Cuarto, el portal regional del Grupo Clarín en el que se replicaron declaraciones del Director del establecimiento educativo- Daniel Coniglio quien, oportunamente, bajó a tierra lo sucedido y le dio la importancia que el hecho mereció.




Nadie va a minimizar la situación de disciplina importante. Que alumnos lleven recipientes con gas pimienta, lo desparramen en el colegio y pongan en riesgo la salud suya, de sus compañeros es de importancia; pero no deja de ser un tema interno del establecimiento que necesita medidas de sus autoridades y por supuesto, padres también.


La pregunta es ¿Este hecho debió tener la trascendencia que le dieron los medios de Río Cuarto?


En un grado de igualdad de trato podemos preguntarnos también: ¿Si este hecho hubiera ocurrido en un establecimiento educativo privado de Río Cuarto, hubiera sido noticia? No lo podremos saber, pero este es el punto.


Un hecho de indisciplina escolar en un establecimiento de gestión estatal de Las Higueras donde, si bien tuvo que intervenir el servicio de emergencias, no hubo que lamentar heridos de gravedad- fue noticia en el noticiero más importante de la ciudad de Río Cuarto y del sur de la provincia de Córdoba, replicado en su página web y en su redes sociales con un alcance mínimo de 100 mil personas en una sola publicación. Este tratamiento esconde un método desigual, no intencional pero si sesgado por la cultura, los mitos, los prejuicios y la verdad dominante.


¿De qué estamos hablando? De nada más ni nada menos que del descrédito hacia la educación pública de gestión estatal.


Siempre es muchos más sencillo caerle a ella. La educación de gestión estatal es probablemente uno de los derechos más castigados por esas verdades absolutas que acaparan la opinión pública. No suele tener la publicidad más que solo “el boca en boca” de quienes pasaron por ella y muchas veces ni eso.


Validar la aparente distancia entre el nivel de la educación de gestión privada y la de gestión pública es otra discusión que sólo se puede hacer con datos reales y precisos; aunque la discusión probablemente sea netamente ideológica y de modelo. Hay familias que envían a sus hijos a la educación privada y está muy bien; eligen lo que creen mejor para sus hijos. El tema es sobre qué puntos se valida la aparente mejor calidad educativa privada; o quizás solo se fundamenta en la “mala propaganda” de la pública.


Mariano Narodowski, doctor en Educación y docente de la Universidad Torcuato Di Tella expresó: “No hay ninguna evidencia de que la educación privada sea mejor que la educación pública. Y para sostener que la comparación no es equitativa Guillermo Etcheverry, doctor en Medicina y ex rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA) afirmó que “El nivel socioeconómico es un factor crucial en el aprendizaje de los chicos. Otro factor que influye está dado por los medios y recursos con los que cuenta la escuela: bibliotecas, recursos tecnológicos, etc.”


No se niega que la educación de gestión estatal marche por una crisis estructural desde hace años, ya sea por desfinanciamiento del estado, por la situación social y el rol de los docentes, que ofician más de sostén que de formadores. Ahora, ¿este problema es solo de la educación estatal?


Desprestigiar a la educación pública de gestión estatal suele ser un lugar común. No se entiende si es en virtud de homologar el precio de la educación pública de gestión privada o contar realidades meramente subjetivas ya que no hay evidencia; pero en todos los casos estamos desmereciendo sin fundamento un derecho que utilizan miles de niños y familias del país. Puede ser por elección o no, pero en todos los casos es un acceso a la enseñanza, que en muchos casos (la mayoría), si tendría un costo económico quizá no pudieran adherirse.


En el Equipo de El Día de Higueras todos venimos de la educación pública en todos sus niveles primario, secundario y universitario e incluso uno de nosotros es un ex alumno del IPET 258. Queremos y defendemos la educación pública porque venimos de ella, porque luchamos por ella y porque nos ha formado a lo que somos hoy.


Es fácil “pegarle” a la educación pública en un lugar donde se la bastardea, donde se pagan cuotas inexplicables de colegios para luego terminar de formarse académicamente en la Universidad pública; paradojas si las hay.




Fotos Archivo Semana Innovadora 2016



El IPET 258 Francisco de Arteaga es una institución muy querida por los higuerenses, es parte de la historia del pueblo y una porción grande del orgullo del pueblo. No hay que dejar que este tipo de noticias manchen la labor de quienes trabajan allí día a día. Hay que defender lo nuestro y por sobre todas las cosas hay que defender la educación pública de gestión estatal.



Autor: Gabriel Guzmán

Redacción El Día


#ElDiadeHigueras #NoTodoEstaContado

#LasHigueras


0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras