• Redacción El Día

"Al cáncer se lo puede batallar y vencer"

Raquel Chiecher, a los 51 años supo que tenía cáncer de mama. Para sus hijos, lo tomó como un dolor de muelas. Hoy, cinco años después de finalizar el tratamiento asegura que hay que destimificar al cáncer, solo hace falta fe,entereza y convicción para derrotarlo. #EnPrimeraPersona #19deOctubreDíaMundialdelaluchacontraelcancerdemama


¿Cómo te enteraste?


En febrero de 2012, a los 51 años, sentí una bolita en la mama derecha. Como me estaba haciendo estudios del corazón (debido a los antecedentes cardiacos) priorice éstos a los de mama porque no teníamos antecedentes en la familia. Recién en junio empecé con los estudios.

Cuando fui al médico me habló de una forma que parecía que me quedaban dos días de vida. Salimos muy mal de ahí, y decidimos hablar con mi ginecólogo de Río Tercero.


¿Que resultados tuviste?


Nos fuimos para allá y me hicieron todos los estudios de nuevo. Me dijo que había que sacar el nódulo, obviamente y que en una semana me operaba, que iba a haber un especialista en biopsias. Si era malo,ahí nomas me sacarían lo que hiciera falta.

No me preguntes porqué, pero yo ya sabía que era malo.


Después de la operación le dijeron a mi marido lo que sucedía y bueno, cuando desperté me dieron la noticia y pregunté como seguíamos.


¿Cómo lo tomaste?


Según mi hija, dice que lo tomé como si me sacaran una muela.

Ya estaba en el baile, y me tocaba bailar con el más feo!!!

Fui al oncólogo que me dio 6 quimioterapias y 33 sesiones de rayos.


Por suerte no fue demasiado traumático. Hoy te meten un cóctel de drogas para minimizar las acciones colaterales de las quimios.


¿Cómo fue ese proceso de tratamiento?


Con los rayos, no pasaba nada. En principio.después te empiezan a doler los músculos y según los médicos, ¡nooo! No pasa nada. ¡MENTIRA! te duelen y mucho!

Por bastante tiempo.

Una vez, charlando con una radióloga, una señora bastante mayor, me dijo que si, que me iba a doler mucho y por bastante tiempo. Eso me tranquilizó, sabía a que atenerme.




¿Se te cayó el pelo?


Si, cuando se me cayó el pelo, me puse mucho filtro solar y salí así a la calle. Para desconcierto de muchos.

No sabían si estaba enferma o si era una loca que se había pelado por gusto.


¿Te seguís controlando?


Sigo haciéndome controles anuales. Gracias a Dios estoy bien y ya pasó el peligro, porque ya pasaron más de 5 años y no volvió (ni va a volver).


¿Qué pasó con la familia, como lo vivieron?


Mi familia, en principio, estaban asustados, pero al ver mi tranquilidad, empezaron a tomarlo así, como si fuera un dolor de muelas.


"Obvio que no todos los tumores son iguales, pero hay que desmitificar al cáncer. Se lo puede batallar y se lo puede vencer. ¡Hace falta fe,entereza y convicción para derrotarlo!


#ElDiadeHigueras #NoTodoEstaContado

0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras