• Redacción El Día

"A veces sueño que sigo trabajando"

Amanda Álvarez de Giraudi hasta hace apenas cinco meses se dedicó a la peluquería durante 36 años. Define el oficio como algo que lleva en su alma y confiesa que a veces sueña que sigue trabajando.

#DíadelPeluquero #LaNotadelDomingo



Después de estudiar y perfeccionarse en el oficio, en 1983 abrió las puertas de su peluquería "Amanda" en la calle Italia 321, "siempre tuve la suerte de trabajar en algo que llevo en el alma, si bien me costó bastante porque a mi esposo no le gustaba que yo trabajara" recuerda.


Aún así construyó en el terreno de su casa su peluquería hasta con sala de espera,

"ninguna clienta se quedaba ahi, siempre estaban al lado mío".

Los lunes, tradicionalmente asistía a cuan atelier pudiera en la ciudad de Río Cuarto, " es algo que siempre le recomiendo a todos los que se dedican a esta actividad, nunca pensar que esta todo aprendido, por el contrario avanza permanentemente, cambian las tendencias, no hay que dejarse estar".


¿Alguna vez le faltó el trabajo?


Nunca, por eso estoy muy agradecida a todos los que confiaron en mi durante tantos años, aunque no me creas, a veces yo sueño a veces que trabajo, hoy lamentablemente mi salud me obligó a dejar.


¿Cuáles eran los trabajos más frecuentes?


Hice de todo, corte, colorimetria, peinados, permanentes, al inicio unisex pero después con tanta clientela y tanto trabajo implementé turnos y solo me dediqué a las mujeres.


"En el pueblo siempre fuimos varios en realidad, fue un rubro de muchos pero tuve suerte que confiaban en mi, desde que empecé a trabajar si bien en una temporada mermó no duró mucho y la clientela era fija"



¿Había un día de mucha actividad?


Por lo general, los sábados era el día que atábamos los ruleros, hacíamos el brushing o la planchita, también los peinados durante mucho tiempo a las novias y quinceañeras, luego fui dejando esto porque en verano eran las 23hs a veces y seguía trabajando.


¿Que le dejaron tantos años?

Es un trabajo hermoso, hoy si bien todavía algunos no saben que dejé, tengo los mejores recuerdos. Higueras es una familia grande y la peluquería me ha dejado muchas alegrías, a veces me parece mentira las cantidad de horas que diariamente dedicaba, sabia arrancar a las 7 de la mañana sin parar.


"Mi saludo y reconocimiento para todos los colegas en este día y mi pequeño consejo de nunca dejar de formarse y actualizarse para dejar siempre conforme al cliente"


En nuestro pueblo, muchos son los que se dedican a esta profesión y podríamos decir que todos tienen trabajo, con mucha demanda en algunas épocas y con alguna disminución en otras, con salones y a domicilio, pero en todos los casos, el sol siempre sale para todos los peluqueros.


¡FELIZ DÍA!


Efemérides

Hace mucho años atrás, incluso siglos en Francia, el rey Luis IX, quien sería santificado un 25 de Agosto, designaba a su peluquero como hombre libre y elevaba su jerarquía social, que por esas épocas se separaba en rangos muy marcados, pasando a ser igual que los nobles caballeros, dejando su estatus de hasta entonces plebeyo como el resto de los peluqueros.


En Argentina se celebró por primera vez el Día del Peluquero en el año 1877, cuando en el teatro Coliseo, ante una concurrida asistencia se creó la "Sociedad de Barberos y Peluqueros". Varios años más tarde, en 1940, durante el Congreso Nacional de Peluqueros realizado en la ciudad de Pergamino, se designó oficialmente al 25 de Agosto como el Día del Peluquero. 


#ElDiadeHigueras

#NoTodoEstaContado

0 vistas

Subscribite a nuestro Newsletter

Cispren.jpg
  • Blanco Icono de Instagram
  • El Día de Higueras Facebook

© 2019 by Rebus Key Comunicación.

El Día de Higueras